13 febrero 2008

Información al Accionista..., o no.


Hoy he leído un artículo en el diario Expansión, de España, titulado "Las empresas del Ibex35 'no saben, no contestan' al accionista". Según este diario económico, los teléfonos de atención al accionista de muchas de las mayores empresas que cotizan en la bolsa española funcionan de forma bastante deficiente. Lo analizaron mediante llamadas en la que se identificaban como accionistas de la empresa e intentaban pedir información sobre algunos aspectos relacionados con las acciones de las compañías.
La verdad es que estos resultados me sorprenden un poco, porque viendo cómo actuan las empresas últimamente y escuchando las declaraciones de sus principales directivos, parecía ser que el lema que se había terminado imponiendo en la actividad empresarial era aquello de que "lo más importante es crear valor para el accionista"... ¡¡¡ Pues parece ser que ni siquiera eso, je, je, je !!!.
Al leer este tipo de resultados sobre un aspecto esencial de la actividad comunicativa de las empresas que cotizan en bolsa con uno de sus principales públicos, me vienen a la cabeza un montón de reflexiones (también me vienen a la mente un sinfín de palabrotas y malos pensamientos, pero prefiero no manifestarlos públicamente, je, je):
a) Muchas empresas grandes y/o importantes NO tienen departamento, área o responsable de comunicación, y por eso pasan estas cosas,
b) Muchas empresas grandes y/o importantes SÍ tienen departamento, área o responsable de comunicación, y en este caso, pueden darse las siguientes alternativas,
b.1) Los directores de comunicación de esas empresas son unos ineptos, porque no saben qué tienen que hacer y como dirigir a su equipo,
b.2) Los directores de comunicación son muy sabios y profesionales, pero tienen un equipo de ineptos (que ellos mismos han seleccionado), que no hacen correctamente lo que su jefe les indica,
b.3) Las empresas tienen directores y equipos de comunicación sabios y profesionales, pero no les dejan hacer nada o no tienen en cuenta sus comentarios y recomendaciones. Esto puede ser debido a 2 razones:
b.3.1) La conjunción de las razones b.1 y b.2
b.3.2) El director general de la compañía es un inepto, porque contrató a un excelente equipo de profesionales de comunicación, pero no les hace caso. Ahora bien, si la empresa funciona correctamente en las demás áreas de actividad y negocio, este punto puede ser cuestionable, y en ese caso, deberemos volver al punto b.3.1.
También podemos olvidarnos de todas estas cosas, y pensar que los resultados de ese pequeño estudio sugieren un trabajo claramente premeditado de disociación entre lo que las empresas ponen en sus principios corporativos y manifiestan públicamente, y otra cosa es lo que hacen diariamente. Con ello, volvemos a la vieja dicotomía entre lo que una empresa "dice" y lo que una empresa "hace"... Y ya saben ustedes cuál es mi punto de vista sobre la importancia de cada una de ellas, je, je.
Como ven, esto se parece a una discusión entre los Hermanos Marx. Siguiendo con la relación cinematográfica, recuerdo el nombre de una vieja película de Woody Allen, llamada "Toma el dinero y corre". Si tuviera que parafrasear al maestro Allen, y quisiera ponerle el nombre a esta situación de falta de información al accionista, tal vez la llamaría "Dame el dinero..., y calla".
Para terminar, me permito una recomendación o sugerencia. Me imagino un cartel colgado en la puerta de la Oficina del Accionista (o un mensaje telefónico grabado, o un banner en la sección de la web dedicada a este público): "Señores Accionistas: estamos creando valor para Ustedes... Por favor, no molesten".

4 comentarios:

Ignacio Duelo dijo...

Hace un tiempo escribí algo sobre los accionistas y los directorios como públicos a los que no se les presta mucha atención, aunque ahora parece haber algunas iniciativas en este sentido.

Quien esté interesado puede verlo en http://podemoshablar.blogspot.com/2008/01/accionistas-y-directores-dos-pblicos.html

Anónimo dijo...

Es tragicómico no?? Buenos conceptos sobre las razones...mi experiencia como comunicador de una Pyme se centra en el punto b.3.2, lo que no implica que yo no pueda ser un inepto; es más, probablemente mi escasa experiencia me haga un inepto, pero peor es el director general que a pesar de ser super experimentado (nació en la empresa y en el ámbito de los negocios) es super inepto (las causas son varias y me odiarían si las menciono). Ahh...los accionistas de mi empresa prefieren no saber mucho, como Allen.
Saludos

Ananá dijo...

Es raro, (voy a decir algo q no tiene absolutamente nada q ver con esta entrada), encontré el blog x un capricho de google, estaba buscando información sobre nuevas tecnologías para la facu, para la cátedra de Taller de medios de comunicación Institucional de la UNC, y de repente, aparezco acá, en el blog de uno de los autores del libro de la misma cátedra. Es raro, como dije leer a alquien que habitualmente leo, pero con otro estilo, que creo acerca mucho más a los estudiantes/lectores a sus profesores/autores. Muy bueno el blog, muy bueno el libro...

Mariana Sarceda dijo...

La falta de responsabilidad que muchas empresas muestran hacia sus accionistas al no informarles de decisiones que pueden afectar su capital o que pueden afectar su imagen y/o al no ofrecerles información sobre el desempeño de sus acciones en la bolsa no es más que una muestra más de la poca importancia que se le da a este público. Todo lo que hace la empresa comunica, aún cuando no hable la empresa está comunicando. Creo que si los directores de comunicación, los equipos de comunicación y los directivos de la empresa tuvieran esto en cuenta se preocuparían más por establecer canales de comunicación con sus accionistas y otros públicos de interés.